Miércoles, 16 de enero de 2019

El Congreso no falseó información

afirma Paloma Amézquita

“Debate desinformado” calificó Paloma Amézquita la polémica

sobre presunta manipulación de contenidos de la UNESCO.

La diputada Paloma Amézquita, presidenta de la Comisión de la Familia, del Congreso del Estado, calificó como un debate desinformado el que se está generando con base a un pronunciamiento hecho por el Observatorio de Violencia Social y de Género y que retomaron algunos medios de comunicación.

Dijo que en la afirmación central que hace esta agrupación civil, de la que reconoció su esfuerzo y labor en contra de la violencia en Aguascalientes, dice que el dictamen mediante el que fue modificada la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Aguascalientes, “se basó en una definición falsa de la UNESCO, haciendo deficiente y negligente su propuesta”, reza el comunicado que fue reproducido por medios de comunicación.

Al respecto, Paloma Amézquita destacó que la UNESCO no fue la única fuente consultada sino que fueron otras más, como la propia UNICEF en donde establece como el inicio de la primera infancia el momento de la gestación, como lo indica el reporte sobre la Infancia, en su apartado “Primera Infancia” que a la letra dice:

“La definición de la primera infancia varía en los diferentes países dependiendo de sus tradiciones locales y la forma de organizar los ciclos de educación. Hay países donde se abarca hasta los 4 años, y otros hasta los 7. Para efectos del trabajo de UNICEF y siguiendo la propuesta del Comité de los  Derechos del Niño, abordamos la primera infancia desde la gestación, pasando por el nacimiento, hasta los 8 años de edad”.

Esta argumentación  puede ser consultada en la pagina web de la propia UNICEF y con ello se darán cuenta que no hay falsedades en el dictamen, que la apreciación que se hace es equivocada.

Incluso, puntualizó,  en la redacción final del documento que fue aprobado por la mayoría de las diputadas y diputados en la sesión del 13 de diciembre, no refiere los términos que  ellos aseguran que fueron empleados.

“Los términos precisos no fueron incluidos en la versión final aprobada, y quiero pensar que tal vez usaron alguna versión distinta a la que finalmente fue aprobada”, dijo.

Además sostuvo que en ningún momento el Congreso falseó información de organizaciones internacionales. Los datos que se citaron en el dictamen se extrajeron no de uno sino de cinco diferentes documentos de la UNESCO y de la UNICEF que son públicos, y por tanto, todos podemos consultar en sus sitios web.

Es lamentable que toda esta crítica se montara sobre los términos de un documento que evidentemente no fue consultado en su versión aprobada por el Pleno legislativo, porque de haberlo hecho, se habrían dado cuenta que no contienen los elementos que hoy emplean y que han provocado reacciones sobre algo inexistente, lamentó.

Independientemente de las opiniones -todas muy respetables- hoy nuestra niñez está mejor protegida con una ley que les deberá asegurar en etapas neonatales, su bienestar que es algo que como sociedad hemos aspirado y yo creo que eso no deberá perderse de vista, ni con polémicas como esta.

Finalmente subrayó que  con las reformas a la ley, que dejó en claro que, nada impacta más en el desarrollo de una persona que apoyarla en la primera infancia, porque en esta etapa se da el mayor desarrollo cerebral de la persona.

Destacó además que ahora se incluye el concepto de las mejores prácticas, con las cuales se logra apoyar la infancia a partir de la experiencia de políticas generadas tanto por el sector público como el sector privado, y se establece  que la primera infancia nos toca a todos, en la reforma se incluyó el que tanto los padres como las demás personas que puedan tener la patria potestad deberán buscar brindar la atención apropiada en sus posibilidades a nuestros niñas y niños, dijo.

Lo más destacado